Menu

LC EN NIÑOS COMO HERRAMIENTA PARA PREVENCIÓN DEL MATONEO ESCOLAR

 

Untitled Document

 

Se acerca una madre al consultorio que con preocupación me informa que su hijo de 8 años no quiere utilizar las gafas. Quiere un nuevo examen ya que rompió las gafas a propósito. Al ingresar el paciente al consultorio noté una actitud negativa e introvertida con los hombros abajo, cabeza baja y actitud de negación a la realización del examen. Aunque el niño no mostraba signos de maltrato físico, sí mostraba rasgos psicológicos de maltrato como dificultad a la hora de la expresión y la comunicación.

La madre refiere que desde pequeño se tropezaba mucho y que no fue sino hasta los 7 años que comprendieron que podía ser algo visual gracias a que una profesora les informó que se reusaba a realizar la actividad académica cuando lo sentaba lejos del tablero. La madre lo llevó a consulta y le encontraron una miopía magna evolutiva, le recetaron una fórmula de ODI -14.00 D. y le recomendaron un marco más grande que la medida real de la cabeza del paciente, sin tener en cuenta que cuando se trata de un marco para un paciente es importante recordar la estética, pero más relevante la funcionalidad y la efectividad del producto.

Al ver las gafas que tenía en uso con el marco y los lentes extremadamente grandes (los bordes se notaban increíblemente), empecé a entender que había un problema con la estética y la funcionalidad, por eso el paciente se rehúsa a utilizar la corrección visual*.

HISTORIA CLÍNICA
Datos más relevantes:
Dentro de los antecedentes, paciente prematuro nacido a los 7 meses de gestación con 4 meses sometido a incubadora y oxigenoterapia, peso al nacer 1600 gramos.
Al llegar al examen el paciente muestra una posición compensatoria de cabeza. Agudeza visual en
Visión lejana
OD 20/1400 ph 20/20
OI 20/1400 ph 20/200 20/500
Visión próxima
OD 20/500
OI 20/500 con cartillas para baja visión.
Al examen motor muestra endotropia de 20 dioptrías prismáticas acompañado de D.V.D y nistagmos.


Queratometría:
OD 47.00/49.00X0o
OI 447.25/48.50X0o
Refracción
OD -18.00 esfera
OI -20.00 esfera Rx final
OD -18.00 D
OI -18.00 D
OPCIONES DE TRATAMIENTO
1. Lente tallado en plástico (espesor poco estético) económico.
2. Lente tallado en policarbonato diseño bicóncavo primera opción con desgaste del borde del lente, accesible.
3. Lentes de contacto gas permeable.
4. Lentes de contacto blando.
CONDUCTA
Se explican a la mamá cada una de las opciones. Ella elige la opción del lente de diseño bicóncavo con material policarbonato, que al ser una fórmula tan elevada es la opción ideal para resolver este inconveniente. Además se elige un marco más acorde a las características del paciente. Pero aún queda el interrogante de si el niño va a usar la corrección o no, por lo tanto tomé la iniciativa de ofrecer una prueba de lente de contacto sin costo, para observar la reacción.

Al momento de la prueba el niño lloraba y con más confianza me dijo que en el colegio le decían cosas como cuatro ojos, gafufo, ciego y muchas más y que estas frases eran la motivación para dejar de usar las gafas. El argumento era que podría ver mejor sin ellas. Pero en realidad yo quería ayudarlo y al ganarme la confianza del niño le demostré que no dolía al ponerme yo un lente de contacto, por lo cual el niño accedió.
La fórmula del LC fue: OD -14.00 OI -14.00 y tenía en el consultorio el lente exacto ya que manejo caja de pruebas con un amplio rango de fórmulas.

Finalmente, la mamá accedió a sostener el niño, quien tenía curiosidad por tenerlo lo que fue suficiente para que se los dejara poner. Finalmente, el niño luego del parpadeo y el lagrimeo secundario dijo que sentía algo pero que veía muy bien y que quería lentes de contacto.

COMENTARIO
La mamá mostró inicialmente incredulidad con respecto a la postura de los lentes pero accedió, cuando le demostré con argumentos clínicos la importancia de la adaptación. Luego de adaptar los lentes de contacto la sorpresa fue el cambio de actitud inmediata del niño que sin decirle nada se acercó al espejo y vio un niño diferente, con más seguridad y tranquilidad. Amigo lector como cuando se recibe un regalo inesperado y era algo que se quería con anhelo.

Para nadie es un secreto que los padres se muestran negativos a permitir que los hijos usen lentes de contacto por factores como: desconocimiento, comentarios negativos de otras personas, aspectos como la postura y la remoción de los lentes, limpieza de lentes, higiene de manos y costo. Y la verdad es que son mitos ya que en la práctica los niños son más metódicos y juiciosos que muchos de los pacientes adultos.

Se debe explicar cada ítem negativo que puede llegar a ser excusa para no adaptarlos comenzando porque la gente que sin conocerlos habla de ellos de manera negativa. Gracias a las cajas que actualmente vienen por 6 unidades y la variedad de hidrogeles siliconados y no siliconados se le puede ofrecer a los pacientes un abanico de oportunidades para sobrepasar la cantidad, calidad y precio.

La experiencia luego del uso de los lentes blandos fue muy satisfactoria pero faltaba la educación a los padres y el cambio luego en el colegio.

Se solicitó un control en 48 horas, al llegar al consultorio recibí un abrazo que sin palabras me explicó el cambio tan grande, se volvió popular ya que era el único niño con lentes de contacto, al aumentar el campo visual aumentó las actividades y según los maestros el rendimiento escolar mejoró pero lo más valioso que se le devolvió al niño fue la confianza. A nivel clínico el ángulo de desviación se redujo notablemente, aunque conservaba la endotropia, si mejoró la posición compensatoria y desde luego la velocidad del nistagmo.

ACLARACIONES
• No se hizo la prueba con lentes gas permeables por la cantidad, practicidad y poca molestia que se siente con los lentes blandos.
• Los niños por aprendizaje pueden ser muy maleables y si se les enseña con paciencia y dedicación sacan adelante todo lo que se propongan.
• El matoneo que recibió el niño durante disminuyó su autoestima. Luego del tercer control el niño mejoró la manera de relacionarse con sus compañeros y se mostró conversador con los padres y adultos a cargo.
• Se sugirió alternar gafas en casa y LC en el colegio, no obstante el niño llevaba algunas veces las gafas al colegio.
• Los controles en los niños usuarios de LC debe ser inicialmente muy exhaustivos y no se debe pasar por alto la posibilidad de alergia.
• Con buen entrenamiento en el consultorio el niño y luego el adulto pudieron manejar la adaptación. Inicialmente la madre era quien los ponía, luego el niño aprendió de manera rápida y eficaz.
• Los docentes en su labor diaria son fundamentales para la detección de este tipo de problemas.
• El acompañamiento de los profesionales de la salud visual en la infancia es fundamental para prevenir este tipo de casos.
• Por último se le recomendó a los padres que incluyeran al niño en un grupo interdisciplinar con psicología para reforzar tratamiento.

*Respecto a los marcos oftálmicos En el caso de los pacientes pediátricos es importante recalcar a los padres que es preciso que permitan que los niños sean los que elijan por color y gusto ya que muchas veces los padres eligen de acuerdo a los gustos personales y por esta razón los niños no las usan, en muchas ocasiones simulan rupturas o accidentes, incluso pérdidas para que les cambien el marco. Los pacientes cuando eligen marco muchas veces se guían por la parte estética “quiero que se me vean muy bien” “quiero tal color” “vi un como en la tele o en revista” y un sinnúmero de aclaraciones, pero la verdad es que nos enfrentamos a una fórmula que al ser tan elevada no da opciones y en muchas ocasiones son marcos especiales y muy diferentes a los que tenían en mente los que debemos conseguir para lograr el éxito en la adaptación.
 
 
Modificado por última vez enJueves, 07 Diciembre 2017 15:13
volver arriba

Secciones

Publicaciones

Links de interés

Síganos en