Menu

EL HOMBRE NO HONRA EL TRABAJO, EL TRABAJO HONRA EL HOMBRE




 

El personaje de esta edición es un caribeño que muy joven se radicó en EE.UU, estudió negocios internacionales y en sus 30 años con el sector óptico ha estado muy involucrado con el área de los lentes de contacto, los equipos, las monturas y los lentes oftálmicos. Se trata de Tony Brea una persona muy apreciada en el sector óptico, quien ha incursionado en la industria con gran éxito. Con su esfuerzo logró liderar compañías internacionales y formar sus propias empresas, convirtiéndose en una de las personas más influyentes del sector en América Latina. Los periodistas de Franja Visual tuvieron la oportunidad de hablar con él y conocer un poco más sobre su trayectoria.

Franja Visual (F.V.): ¿Cómo llega un Latino a liderar y hacer empresa en Estados Unidos?
Tony Brea (T.B.): Llegué a Estados Unidos a los 7 años de edad procedente de República Dominicana, fui criado entre los cubanos y boricuas de Nueva York. Tuve la fortuna de estudiar Negocios Internacionales y mi actividad laboral inició con empresas multinacionales de productos masivos con las que recorrí muchos lugares del mundo. Posteriormente, hace un poco más de 30 años, recibí una propuesta de la firma Bausch + Lomb para ser Gerente General de Lamex que era la operación para América Latina. Fue una bendición poder hacer empresa en América Latina.

F.V.: Gran inicio en el sector con una de las empresas más importantes del momento.
T.B: Si, estaban muy fortalecidos en varias regiones del mundo y necesitaban desarrollar su operación en América Latina, así que acepté el reto. Junto con un excelente equipo de trabajo, incrementamos el posicionamiento y las ventas de la empresa. Cuando salí ya éramos líderes en lentes de contacto; desafortunadamente, hoy en día ya no lo es y ha cambiado mucho desde ese tiempo, pero Bausch + Lomb fue fundamental para el progreso y crecimiento de los lentes de contacto en la región. Para mí, este trabajo, cambió mi vida y desde entonces ha sido un continuo placer mantenerme en esta actividad.

F.V.: ¿Qué sucedió luego de esta experiencia?
T.B: Aprendí mucho durante los casi 5 años que estuve allí, tuvimos un crecimiento del 700 % en este periodo y me di cuenta del potencial del continente y la especialidad. Como siempre había soñado con tener mi propia empresa, pensé, si no lo hago ahora, no lo haré nunca y me lancé. Creé tres empresas, en el área de las monturas, los equipos y los lentes de contacto. Este emprendimiento me permitió conocer todas las áreas del sector óptico, entender el pensamiento de los propietarios de óptica y ajustarme a sus necesidades y manera de hacer negocios. Así que nuestra operación fue muy exitosa, no solo porque la empresa generaba buenas utilidades, especialmente porque hice muy fuertes lazos de amistad con personas de todos los países. He tenido el honor de conocer muchas personas que iniciaron muy pequeños y hoy son grandes empresarios en sus países. Me siento muy orgulloso de ellos y nuestra amistad.

F.V.: Suena muy bien, ¿Qué pasó con sus empresas?
T.B.: En el mejor momento de las empresas evidencié que se venían tiempos difíciles. Especialmente porque Miami ya no era el principal punto de reembarque de muchos de los productos, las empresas fabricantes empezaban a llegar directamente a distribuidores locales en cada país y los asiáticos se hacían más agresivos. Así que después de 11 años, las empresas se vendieron a un grupo venezolano en momentos de buenas ventas y utilidades. Fue una gran época, de realización empresarial, de sueños alcanzados y gran placer personal.

F.V.: Terminó otro ciclo ¿Qué sucedió entonces?
T.B.: Acepté la propuesta de ser vicepresidente de una compañía de electrónica. Al mismo tiempo empecé a recibir llamadas de amigos latinos del sector óptico pidiendo consejos e información en diferentes áreas. Y en las vacaciones, antes de iniciar con este cargo, acompañé a unos amigos latinos a la feria óptica de New York. ¡Ese viaje cambió mi destino! Mis amigos por casualidad me presentaron el Presidente de Vision Ease y en esas conversaciones de tipo informal resultamos hablando de mi actividad en los últimos años y mi pensamiento acerca del negocio. No sé en qué momento pasó de conversación a entrevista de trabajo. A la semana siguiente, cuando aún no había iniciado en la empresa electrónica, recibí una propuesta de tener una entrevista en Minnesota como candidato al cargo de Director para América Latina de Vision Ease. Después de la entrevista me hicieron la oferta para el cargo con sede en Minnesota, les explique la importancia de estar en Miami si se trataba de América Latina y mi interés de mantener mi vida en esta ciudad, así que llegamos a un acuerdo y desde entonces he estado casado con esta empresa y con el crecimiento empresarial de mis clientes que también son amigos.

F.V.: ¿Cómo ve hoy a América Latina?
T.B: Para mi Latinoamérica siempre ha sido un lugar de grandes oportunidades. Esta nueva generación, la que sigue a la generación de mi edad, está más preparada, tiene una capacitación multicultural, conoce el mundo y usa la tecnología digital. Recuerdo por ejemplo, que hace 30 años cuando iba a las grandes ferias de la moda veía colecciones y diseños de monturas muy novedosas que solo llegaban a América Latina años después. Hoy, la colección de la próxima temporada estará en Latinoamérica al mismo tiempo que Europa y USA, todo llega con inmediatez. Vengo de la época donde enviábamos fax a los clientes y los tiempos de respuesta eran más largos.

F.V.: Háblemos de su parte personal ¿está casado?, ¿a qué dedica su tiempo libre?
T.B: Yo he estado casado varias veces pero por los últimos 15 años he estado con mi esposa Isabel. Es una mujer muy amigable, tierna y amorosa, mis clientes también la quieren mucho. Tenemos 2 hijos del matrimonio anterior de Isabel y 4 hermosos nietos que son el amor de mi vida. Les cuento un secreto, pocos lo saben, soy poeta y en mi tiempo libre me dedico a escribir poesía. Tengo un libro publicado y estoy escribiendo el segundo, antes de ingresar al sector óptico yo estaba estudiando literatura inglesa y eso era a lo que quería dedicarme.
(Cuando le pedimos a Tony que nos declamara una poesía, sonrió, se sonrojo y pidió que lo hiciéramos en su casa de Miami, acompañados de un buen vino)

F.V.: Vamos cerrando ¿Cuál cree es el futuro del sector óptico en América Latina?
T.B: Cuando vemos no solamente el crecimiento de la población si no también el crecimiento de la clase media en Latinoamérica, podemos tener grandes expectativas, que se han cumplido. Para empresas internacionales grandes es una región en la que se debe incursionar. Es el caso con Vision Ease con los estudios que hizo sobre la región y es el caso con Hoya, una de las razones más importantes de adquirir a Vision Ease. El futuro lo veo promisorio, yo creo que hay muchas oportunidades.

F.V.: ¿Y qué nos cuenta del futuro de Tony Brea?
T.B: A corto plazo seguir ayudando a Hoya en el relacionamiento y en los planes con Vision Ease para asegurar el crecimiento de ambas empresas, por tanto estaré involucrado en la implementación de los planes que se tienen para América Latina. A mediano plazo quiero dedicar tiempo a viajar por placer, no por trabajo. Por ejemplo pasar algún tiempo en Argentina con mi esposa tomando unos buenos vinos, visitando unos buenos amigos en Chile, en Europa y lo más importante poder pasar tiempo con mis nietos y con mi familia.

 
 
 
Modificado por última vez enMiércoles, 18 Octubre 2017 19:51
volver arriba

Secciones

Publicaciones

Links de interés

Síganos en