Menu

RELACIÓN ENTRE NUTRICIÓN Y LUZ AZUL

 

 

 

Según un nuevo estudio los nutrientes claves que se encuentran en las verduras de hoja verde ayudan a proteger contra la luz azul de alta energía emitida por dispositivos digitales. La investigación realizada en la Universidad de Georgia concluyó que la suplementación con carotenoides maculares, luteína y zeaxantina, aumentó la densidad óptica del pigmento macular (DOPM) y, a su vez, disminuyó la frecuencia de cefalea, la tensión ocular, la fatiga ocular y otras medidas visuales del funcionamiento a menudo asociadas con el uso prolongado de pantallas digitales.

Los investigadores analizaron los resultados del estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y Blue Light User Exposure (BLUE) de seis meses de duración. Se examinaron 48 adultos sanos los cuales duraban 6 horas diarias frente a alguna pantalla, recolectando datos sobre su DOPM y otros indicadores físicos. Los investigadores determinaron que los sujetos que tomaban un suplemento de carotenoides macular de 24 mg diarios tuvieron mejoras significativas en DOPM versus un grupo placebo que se correlacionaron con la información positiva sobre los indicadores físicos antes mencionados.

"Después de seis meses de suplementación, vimos reducción significativa alrededor del 30 por ciento en estos síntomas y una mejora significativa en las medidas de rendimiento visual y protección", dijo el autor principal James Stringham, Ph.D., en un comunicado de prensa.
El estudio concluye que la administración de suplementos de carotenoides maculares puede ofrecer una "terapia benigna basada en la nutrición para reducir la incidencia de muchos resultados indeseables asociados con el exceso de tiempo en la pantalla". También añade que es necesaria mayor investigación en el grupo de edad de 40-45 años y los menores de 10 años para determinar respectivamente, los efectos de los ojos a largo plazo en la presbicia preclínica y los efectos de un cristalino clara, con poca pigmentación macular apreciable.

Aunque los beneficios oculares de la luteína y la zeaxantina en DOPM se conocen desde hace algún tiempo, estos nuevos hallazgos agregan a la comprensión de los investigadores de cómo la suplementación puede afectar a los indicadores físicos del uso excesivo del tiempo de pantalla, como la fatiga ocular. El estudio de la enfermedad ocular relacionada con la edad (AREDS) y la nutrición determinada por AREDS 2 podrían desempeñar un papel importante en la salud ocular y concluyeron que la luteína y la zeaxantina tenían un papel en la protección contra la luz azul y ultravioleta (UV) de alta energía.

De los 600 carotenoides encontrados en la naturaleza, la luteína y la zeaxantina son los únicos dos depositados en grandes cantidades en la mácula del ojo. Es importante destacar que estos antioxidantes-comúnmente encontrados en la col rizada, col verde y espinaca, eliminan los radicales libres producidos por la exposición de luz azul de alta energía en la retina, y ayudan a absorber esa luz dañina.

Susan Summerton, especialista en nutrición certificada de la Ocular Nutrition Society, explica que este efecto filtrante se debe a la coloración. El pigmento macular es amarillo debido a la presencia de luteína y zeaxantina, lo que le permite atenuar la luz azul.
Explica que las xantofilas (pigmentos amarillos) pueden proteger al absorber la luz azul ionizante y limitar la excitación en la retina. Esto protege el ciclo de la vitamina A en el ojo que se requiere para la regeneración del fotorreceptor de opsins. La luteína y la zeaxantina, por lo tanto, protegen a la melanopsina en la retina central -una clave de fotopigencia para caminos que no forman la imagen- que impulsa el "reloj ocular" para los ritmos circadianos.
"Cuando el ciclo de la vitamina A está desequilibrado, se tiene un desajuste circadiano y se terminan usando más carotenoides cuando hay exposición crónica a la luz azul", explica Summerton.

En otras palabras, es por eso que la exposición a la luz azul durante la noche se correlaciona con la vigilia y un ciclo de sueño retrasado o pobre. La luz azul, en el espectro de longitud de onda 420-480 nm, afecta los niveles de la melatonina inducida por el sueño, interrumpiendo el ritmo circadiano natural del cuerpo.

Fuente: American Optometric Association

Imagen tomada de:

http://blogesp.diabetv.com/wp-content/uploads/2014/02/espinaca-beneficios-diabetes.jpg

 

Modificado por última vez enLunes, 31 Julio 2017 19:22
Más en esta categoría: « ¿COSER MEJORA LA VISIÓN?
volver arriba

Secciones

Publicaciones

Links de interés

Síganos en