LOS ANTEOJOS QUE USAMOS, SU FORMA, COLOR Y ESTILO HACEN QUE NOS SINTAMOS Y COMPORTEMOS DE UNA MANERA ESPECÍFICA

Kamyla con K
Editora del Área de moda
@soykamylaconk

Te has puesto a pensar, ¿Por qué seleccionamos la ropa que nos ponemos día a día?, ¿acaso escogemos por facilidad lo primero que vemos?, o ¿nos inspiramos en lo que vemos en redes sociales?, de pronto la escogemos intuitivamente respondiendo a lo que estamos sintiendo en ese momento.
Sin importar cómo la escogemos, siempre me pregunté qué efecto tiene el atuendo en nuestro comportamiento. Estas mismas preguntas se las hacia el Dr. Adam D. Galinsky Kellogg profesor del School of Management en la universidad Northwestern. Su teoría se basaba en que la ropa que nos ponemos tiene un efecto en nuestros procesos cognitivos diarios. Según sus estudios, nosotros no solo pensamos y actuamos con la mente o el cerebro sino también con nuestro cuerpo y por ende la ropa que utilizamos le atribuye características a nuestro comportamiento. El profesor Galinsky se fue un paso más allá y con ayuda de sus estudiantes realizó una investigación sobre el efecto de una bata blanca de doctor. El estudio mostró que los estudiantes que utilizaban la bata blanca, y sabían que era una bata de médico, tuvieron mejor desempeño a la hora de realizar un examen cognitivo.

El pensar que estaban vestidos con batas blanca de doctor los hacia ser más rigurosos y cuidadosos al momento de escuchar. De hecho, todos en el sector tenemos un caso muy cercano, en la óptica le pedimos a nuestro
optómetra que use una bata blanca ya que así le brinda respeto y mayor confianza a los pacientes. Ahora, ¿cómo esto influye en la moda? y ¿Cómo influyen los anteojos en los usuarios? Los anteojos que usamos, su forma, color y estilo hacen que nos sintamos y comportemos de una manera específica. De hecho, solo hace falta ver como a través de los tiempos las gafas han sido utilizadas por la industria cinematográfica para crear la personalidad de un personaje. Algunos ejemplos clásicos pueden ser Clark Kent en Superman en donde sus anteojos cuadrados oscuros de acetato le ayudaban a darle ese estilo de estudioso, tímido y persona del común. O los anteojos transparentes de Miranda Presley en The devil wears Prada que le daban un aire de superioridad y oportunidad para jugar con ellos y hacerla ver aún más en dominio de las situaciones o, incluso, en Hombres de negro o The Matrix en donde sus gafas de sol oscuras hacían misteriosos a sus personajes.
Como asesores de una óptica somos esos directores de arte de la película de la vida de nuestros clientes. Una decisión errónea en la montura puede cambiar todo el personaje y eso no lo queremos. Es por esto por lo que dejo una lista, que considero muy importante tener en cuenta, siempre y ahora más que entramos a la temporada de mayores ventas:

  1. ¿Qué estilo de vida tiene mi cliente?
  2. ¿Qué objetivos personales y profesionales quiere cumplir?
  3. ¿Cómo quiere ser percibido?
  4. ¿Tiene un referente de estilo que le encante?
    Con estas preguntas podremos tener un análisis básico de lo que quiere nuestro cliente y poder apoyarlo en la
    escogencia de la montura que lo va a hacer sentir justo como quiere.
Open chat
Hola
¿En que podemos ayudarte ?